Rosie the Riverter. La verdadera historia de un icono del feminismo
17292
post-template-default,single,single-post,postid-17292,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.4.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

#EresBonita // Rosie the Riveter. El origen de un icono del feminismo

Rosie the Rivete

#EresBonita // Rosie the Riveter. El origen de un icono del feminismo

Serías capaz de contarme algo sobre este cartel? Me la voy a jugar e inauguro la sección #EresBonita dedicada a las mujeres hablando no de una mujer real, sino de un símbolo de empoderamiento que ha llegado hasta nuestros días.

Pero vamos a desmitificar el asunto y os voy a contar la verdadera historia que se esconde detrás de Rosie the Riveter (Rosie la remachadora), este icono cultural que surgió en Estados Unidos y que representaba a las mujeres trabajadoras en fábricas durante la Segunda Guerra Mundial bajo el lema We Can Do It.

Aunque existen varias versiones de quién fue la modelo que inspiró el cartel, no vamos a centrarnos en eso sino en su origen y objetivo inicial.

Comencemos…

Para empezar, la imagen de Rosie de Riveter está inspirada en una canción que apareció a principio de los 40 y que hablaba de una mujer incansable y que hacía lo imposible para ayudar al país durante la Guerra. Repito que Rosie de Riveter no es una mujer real, pero en ese momento representaba a muchas mujeres que empezaron a denominarse como “Rosies”, las obreras de la guerra.

Pero no es oro todo lo que reluce y el cartel, la canción y toda la parafernalia que le rodeaba en realidad no era mas que una estrategia propagandística del gobierno para mantener la economía del país y que las mujeres realizaran los trabajos de los que antes se encargaban los hombres, pero eso sí, con mano de obra más barata.

Y así lo consiguieron. Lanzando mensajes clave como el deber patriótico, el glamour o el “orgullo de esposa”.

Era de esperar que en el momento en el que la guerra terminó, la mayoría de estas mujeres tuvieron que abandonar esos puestos para volver a hacer de amas de casa y aquí como si no hubiera pasado nada señoras…

La imagen de “Rosie” volvió a retomar fuerza en los años 70/80 con el nacimiento de la cultura pop y paradójicamente se encontró la forma de dar la vuelta su objetivo principal, la manipulación.

Hoy el cartel cuenta con innumerables versiones pero no debemos olvidar que aunque se ha convertido en en un símbolo de empoderamiento femenino, no nació con esa intención.

¿Conocías la primera historia de #EresBonita?
Si quieres seguir conociendo historias de mujeres, puedes suscribirte a nuestra newsletter (abajo) o escribir un correo desde la página de contactos  con el asunto ALTA.

Tags:
No hay comentarios

Deja un comentario

X